miércoles, 10 de diciembre de 2014

Laura Vilches, legisladora provincial del PTS en el FIT


Córdoba: un presupuesto funcional a los grandes empresarios


Eduardo Castilla
Las audiencias abiertas que se realizaron la semana pasada estuvieron plagadas de reclamos de distintos sectores corporativos. Desde la cámara que agrupa a las PYMES hasta un representante de la Asociación de Concesionarios de la República Argentina pasaron por la audiencia para, en la enorme mayoría de los casos, rechazar el proyecto. Analizamos en esta nota[i] algunas cuestiones de este presupuesto. Cuestiones que llevarán a su rechazo por parte de la banca del Frente de Izquierda.

Un proyecto continuista

El proyecto garantiza la continuidad de grandes beneficios para los grandes empresarios de la ciudad y el campo. Al mismo tiempo, mantiene un presupuesto limitado para la salud y la educación además de garantizar el trabajo precario en la provincia.
El Proyecto de presupuesto parte de la base de un esquema tributario completamente regresivo. Como se consigna en la presentación del presupuesto los ingresos impositivos propios están recostados sobre el Impuesto a los ingresos brutos que aporta el 80,36% del total. Un tributo completamente regresivo en tanto se aplica de manera homogénea y termina recayendo sobre los consumidores.
Dentro del esquema general, el Impuesto inmobiliario, que afecta la propiedad, sólo aportará el 6,55% del total. Como lo denuncian organizaciones sociales, economistas y el conjunto de la oposición, los valores sobre los que se calcula el inmobiliario rural se hallan completamente desactualizados. La demostración de que se trata de un proyecto en función de los intereses de estos sectores lo muestra el hecho de que el gobierno presenta el aumento en ese rubro (32%) como un acuerdo con los sectores empresarios. Es decir, los intereses de las patronales del campo no serán afectados como sí lo serán los de millones que deben pagar el inmobiliario urbano, que aumentará en un 37%. De conjunto el proyecto consagra una estructura tributaria completamente regresiva.

Grandes ganancias, grandes beneficios

La política tributaria provincial beneficia además a las grandes multinacionales, entre ellas a las automotrices. La provincia deja de percibir por desgravaciones de ingresos brutos, regímenes de promoción y otros ítems la suma de $1.053.645.523, una cifra que podría destinarse por ejemplo a aumentar 16% el presupuesto de salud.
En este rubro hay que anotar los beneficios por exención en el pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos y el inmobiliario a las grandes patronales como Fiat, VW o Renault. Esos regímenes especiales están consagrados en acuerdos específicos con esas empresas. Así, en Córdoba el pueblo trabajador es el que, con sus impuestos, sostiene la rentabilidad de los grandes empresarios de la ciudad y el campo. Una demostración más de para quienes gobierna el PJ

El gasto viene en color azul

Analizar el esquema de gastos excede el límite de esta nota. Consignemos algunos de los principales ítems, que dan cuenta de la orientación general del gobierno de De la Sota.
La partida destinadas Seguridad interior será de $6.525.520.000, superando las correspondientes a Salud (6.187.830.000), Promoción y asistencia social ($1.257.576.000), Enseñanza media y técnica ($6.215.373.000), Inicial y primaria ($4.676.575.000) entre otras. La única partida que supera el gasto en Seguridad interior es la de Administración de la educación ($9.369.318.000).
Este énfasis en la seguridad va de la mano con la incorporación de más de 1600 agentes policiales y del Servicio penitenciario. Esto sucede al mismo tiempo que no se consigna ningún aumento de personal en el sector de Salud y que los que se señalan para el área de Educación suenan irrisorios en relación a los objetivos planteados. De llevarse a cabo los mismos, solo puede conducir a un mayor precarización laboral del empelo docente.
Como queda claro, el eje de la política de gestión del gobierno está dado por mantener los limitados presupuestos de salud, educación, vivienda y fortalecer a las mismas fuerzas policiales que, en lo que va del 2014, asesinaron a 9 jóvenes por gatillo fácil. Las mismas fuerzas represivas dirigidas con prepotencia por Julio César Suárez, quien está imputado por amenazas y coacción contra un periodista. El proyecto de presupuesto 2015 se puede resumir en ajuste tributario sobre el pueblo trabajador, beneficios para las grandes patronales y más policía para garantizar la llamada “paz social”.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Aquel diciembre cordobés. A un año de la crisis que sacudió Córdoba


 
Foto: Carlos Paul Amiune

 Eduardo Castilla

Hace un año la policía provincial se amotinaba exigiendo importantes aumentos salariales. Córdoba vivía, a partir de ese momento, una de las crisis sociales y políticas más importantes desde el fin de la dictadura. Presentamos dos artículos escritos para La Izquierda Diario sobre esta cuestión. 


Aquel diciembre cordobés: las razones del motín policial (I parte)

 Aquel diciembre cordobés: una brecha social profunda (II parte)

 

lunes, 1 de diciembre de 2014

Las “corpos” que vos matasteis gozan de buena salud (editorial de editoriales en La Izquierda Diario)

Las “Corpos” más vivas que nunca. Una batalla contra la justicia que carece de épica. Una casta política que lucha entre sí mientras sigue viviendo como empresarios. Bergoglio, Verbitsky y un debate en la izquierda kirchnerista que no cesa. Un nuevo silencio: el debate sobre la situación de las personas trans.

 

Sebastián Quijano


La batalla judicial
A esta altura de la década “ganada” resulta necesario hacer una contabilidad más fina. A pesar de la sumatoria de discursos contra las corporaciones, éstas mantienen su poder. La Corpo judicial copa el escenario político. El enemigo de turno es el juez Bonadío. Pero el ataque va más allá (completo acá)

lunes, 29 de septiembre de 2014

A Dios (y a la Iglesia) pagando y con buitres negociando

 

Editorial de editoriales en La Izquierda Diario

 

Domingo 28 de septiembre de 2014 | 10:06 - Tras la visita vaticana, CFK viajó a la Asamblea de la ONU. Su discurso contra los buitres contrastó con la reunión con George Soros, magnate que "ayudaría" a la Argentina a cambio de negocios en Vaca Muerta. En nuestro país ya se sienten las consecuencias del "apoyo papal". La reforma del Código Civil: la negación de derecho al aborto, las tierras para los originarios y la impunidad para la corrupción estatal.



In nomine patris

El domingo pasado, señalábamos la necesaria devolución estatal por los apoyos franciscanos contra los fondos buitres y, en la reforma del Código Civil, poníamos el acento. En menos de tres días se desempolvó el proyecto y la celeridad oficial deja atónita a la oligarquía derechista de La Nación que pierde su agenda en manos de supuestos progresistas.
A pocos días de un nuevo Encuentro Nacional de Mujeres, el Vaticano y el gobierno pretenden sancionar, cuanto antes, un Código Civil donde “la existencia de la persona humana comienza con la concepción” y así ponerle un broche eclesiástico a la negativa kirchnerista que, durante toda la década, prohibió avanzar en este derecho elemental. Fueron 5 las veces que se presentó al parlamento esta iniciativa. Todas fueron cajoneadas por el oficialismo.

 

jueves, 25 de septiembre de 2014

Las víctimas de la Córdoba delasotista





Eduardo Castilla
Comunicador Social
@castillaeduardo
Columna publicada en La Izquierda Diario
 



Paola, su hija Martina y otras doce víctimas de femicidios en lo que va del año. Ocho jóvenes asesinados por Gatillo fácil en 2014. La juventud pobre y las mujeres, pobres también, víctimas de la Córdoba delasotista. 

En Agosto pasado salió a la luz el informe sobre Violencia en el Noviazgo Adolescente realizado por el Programa Construyendo Igualdad de Género de la Defensoría del Pueblo provincial. Allí, entre otros escalofriantes datos se lee que el 95,25% de los jóvenes encuestados reconoció haber vivido al menos uno de los indicadores de violencia (física, psicológica, sexual) en sus relaciones de pareja; el 72,67% encuentran en los celos la principal causa de la violencia en las relaciones; el 53,3% de las jóvenes reconoció que la violencia en las parejas es muy frecuente y el 72,8% de las mismas afirmó que es muy frecuente que la violencia en el noviazgo continúe en el matrimonio. 
COMPLETO ACÁ

domingo, 21 de septiembre de 2014

Negociando en retirada (editorial de editoriales publicado en La Izquierda Diario este domingo)

A partir de este domingo La Izquierda Diario se propone analizar críticamente los editoriales de los principales diarios del país. Es en ellas donde pueden encontrarse definiciones políticas centrales que seguirán jugando un papel a lo largo de la semana que se inicia. Es allí donde se condensan ideas y temáticas que dan fundamento a la construcción del poder político de las distintas tendencias o fracciones de la clase dominante. Si los medios oficialistas fueron –y siguen siendo- fundamentales a la hora de “construir el relato” kirchnerista, no menos esencial es el papel de los medios de comunicación opositores y sus principales periodistas a la hora de respaldar los intereses de sectores empresariales o opuestos al gobierno.



Sebastián Tudino y Eduardo Castilla

“Francisco es Bergoglio”
 
El diario que fundara Mitre, en la pluma de Morales Solá, y el principal diario oficialista, bajo la firma de Horacio Verbitsky, coinciden en hacer centro de sus editoriales en la reunión que mantuvieron Cristina Fernández y el papa Francisco ayer sábado.
Aunque Morales Solá trata de marcar los límites de la reunión, centrando las preocupaciones vaticanas en la gobernabilidad argentina, lo cierto es que, para la estrategia oficial de fortalecer discursivamente su negociación con los fondos buitres, la reunión juega a favor.
En el caso de la editorial de Verbitsky esta ventaja para el gobierno nacional lo lleva a soslayar el pasado -no tan pasado- de Francisco (que sigue siendo Bergoglio) haciendo un relato progresista de la Iglesia, algo que dista mucho de la realidad y su historia de apoyo a genocidas.
El discurso papal contra el “sistema financiero” mundial –un apoyo más bien timorato-, no solo expresa conveniencia para el gobierno sino que también es parte de la estrategia vaticana para acercar la iglesia a sus fieles y avanzar en la imposición de su propia agenda cultural al interior del país. La reunión de ayer, tendrá sus costos. La agenda cultural e igualitaria de la que supo ufanarse el gobierno, sufre y sufrirá nuevos embates.
Lo cierto es que la estrategia gubernamental pretende fortalecer sus posiciones negociadoras en lo que queda de tiempo hasta que el 1º de enero de 2015 cuando caiga la cláusula RUFO. Allí se verá si los buitres, que hoy son el centro de los ataques oficiales, pasan a ser nuevamente “bonistas respetables” o si, por el contario, como sostiene Julio Blanck en Clarín, prima una línea política que implique más y mayor confrontación.
Seguramente, la sobrecarga épica del relato oficial encontrará en esa fecha una nueva frustración, superior aún al reconocido carácter de “pagadores seriales”, que ya reivindicara la presidenta y que se pudo apreciar en los acuerdos con el CIADI, el Club de París, REPSOL y el 92% restante de los “buitres buenos”.

Un “chavismo” a la medida de los empresarios

Otro tema ineludible en todos los análisis es la recientemente votada Ley de Abastecimiento. La normativa, vigente desde 1974 y que ningún gobierno aplicó, sufrió numerosos recortes en el tratamiento legislativo. Los mismos fueron una concesión hecha a la medida de los empresarios y de sectores de la oposición. La norma se termina convirtiendo así en un simple factor de presión sobre el empresariado, con escaso margen de efectividad en el supuesto de que voluntad política no faltase, lo cual ya es suponer demasiado.
Como declaró Nicolás del Caño, diputado nacional del PTS en el Frente de Izquierda, “la Sociedad Rural y los grandes empresarios pueden dormir tranquilos”. Del Caño votó en contra de la normativa, pero desde un lugar claramente diferenciado del conjunto de la oposición, que actuó como vocero de las grandes empresas.
Lo cierto es que el empresariado (industrial y rural) puso el grito en el cielo porque ven a un gobierno débil y en retirada, que durante una década les garantizó “levantarla en pala”. Lejos de ceder, estos ataques a un supuesto “chavismo” buscan imponer más presiones para optimizar sus ganancias. Los pedidos de devaluación que vienen teniendo carácter público son parte de esta estrategia que también implica la continuidad de suspensiones y despidos en ramas específicas como la automotriz, otrora estrella del modelo económico kirchnerista. Por si hiciera falta confirmación, Mario Wainfield, otro de los editorialistas de Página12, tiene que reconocer que no hay ningún precedente de confiscaciones hechas por el gobierno nacional.
Otro enemigo “a medida” que eligió el gobierno son los gremios opositores, en especial los conducidos por Moyano y Barrionuevo. Como justamente señala Wainfield, los dirigentes sindicales son de lo más cuestionado socialmente y quienes menos se modernizaron tras las “crisis de representatividad” que vivió el conjunto de las estructuras políticas argentinas a fines de 2001.
Lo que parece olvidar el cronista es que en la vereda del gobierno no proliferan nuevos dirigentes de pasado o presente probo. Muy por el contrario, después de apoyarse durante una década en el ahora enemigo Moyano, el gobierno se recuesta sobre el Secretario General de la UOCRA, Gerardo Martínez, colaborador con la última dictadura militar o en la UOM de Antonio Caló y Juan Belén que, hace no mucho tiempo, despotricaba contra “la zurda loca”.
Más recientemente, la “estrella” de los aliados sindicales del gobierno es el Secretario General del SMATA Ricardo Pignanelli. Este garantizó, con su espectacular inmovilismo, 14 mil suspensiones en la rama y se ha convertido en el vocero principal de los ataques a las representaciones de fábrica que no le responden y resisten los despidos y las suspensiones. El ejemplo más destacado es la empresa LEAR, donde tiene influencia política la izquierda partidaria a través del PTS.
La intención del editorialista de Página12 es golpear sobre las conducciones sindicales opositoras para desprestigiar los importantes pronunciamientos nacionales que significaron los dos paros nacionales del 2014. Pero la mano nunca podrá tapar el sol. Lo que es resistido por los periodistas afines al oficialismo es reconocer que amplios sectores de la clase trabajadora han emprendido una ruptura política lenta, pero persistente, con el gobierno que decía defender el empleo.

¿Operación Buenos Aires? (o como pelear el aparato para garantizarse la cuota de poder)

El cuarto elemento que desvela a todos los editorialistas es la aparición de Máximo Kirchner. Más allá de los análisis del discurso y las contestaciones afiebradas de la oposición republicana, lo interesante es leer en la estrategia oficial la necesidad de disputar el poder de la provincia de Buenos Aires como única vía de garantizar la supervivencia del kirchnerismo pos 2015.
La Cámpora, una agrupación “estatizada”, no tiene razón de ser sin su vinculación al estado y su administración. La “estrategia Bachellet” -que anuncian diversos analistas- de mantenerse como identidad propia ante un futuro gobierno necesariamente “a la derecha”, no puede realizarse simplemente desde el llano por gente que nunca conoció esa adversidad.
Sea con Máximo, sea con la propia Cristina, la estrategia oficialista buscará limar todo lo posible el poder de sus aliados/adversarios, como Scioli, para condicionar el armado de cada una de las listas y garantizarse el calorcito del poder desde donde preparar un retorno en 2019. Sin embargo, en un país como Argentina, atravesado por un sinfín de contradicciones externas e internas, hablar de candidaturas y retornos parece un poco apresurado.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Atilio López, la Triple A y el peronismo (publicado en La Izquierda diario)


A partir de este martes la izquierda lanzó su primer diario digital. En La izquierda diario publicamos el artículo que dejamos a continuación.



Eduardo Castilla
Este martes 16 se cumplieron 40 años del asesinato de Atilio López, histórico dirigente de la UTA, uno de los protagonistas del Cordobazo y quien fuera además vicegobernador de la provincia de Córdoba desde mayo de 1973 hasta el golpe policial que pasó a la historia como Navarrazo, ocurrido en febrero de 1974.
En este aniversario el kirchnerismo local, junto a autoridades nacionales, del municipio y de la UTA, llevaron a cabo distintos eventos de homenaje a la memoria de López. Estos incluyeron el descubrimiento de una placa en la sede de la UTA Córdoba, la colocación de un busto conmemorativo en la esquina de Bulevar San Juan y Avenida Vélez Sarsfield y un festival del que participaron, entre otros, Paola Bernal y el Dúo Coplanacu. La presencia de autoridades nacionales -como el secretario de Derechos Humanos de la Nación Martín Fresneda- y del intendente de la ciudad, Ramón Mestre, dio notoriedad a los actos conmemorativos.

Tragedias políticas

Atilio López fue asesinado por la Triple A, organización paraestatal armada directamente por el gobierno nacional al que López había apoyado. Una de las mayores tragedias políticas de la historia de los años ‘70 fue la protagonizada por la izquierda peronista, dentro de la cual se enrolaba el histórico dirigente de la UTA.
Protagonista de importantes luchas que habían golpeado a la dictadura de la llamada Revolución Argentina -entre ellas el mismo Cordobazo o el Viborazo de 1971- López, como parte de esa izquierda peronista, privilegió el alineamiento con la política gubernamental del peronismo a partir de 1973.
El viejo General vuelto del exilio se proponía instaurar el “orden” y la “paz entre los argentinos”. Su rol esencial -y así lo afirmaba Perón- consistía en frenar la lucha creciente de la clase trabajadora, el pueblo pobre y la juventud. Pero esto significaba aplicar una política represiva sobre los sectores más conscientes que, incluso, se proponían la lucha por el socialismo.
La Triple A nació de esa necesidad. Fue la herramienta que creó el gobierno peronista para derrotar a los sectores sobre los cuales su hegemonía política era limitada. Diversos cálculos estiman entre 1500 y 2000 la cifra de asesinados por esa organización paraestatal. Eran luchadoras y luchadores obreros, juveniles, populares, militantes de la izquierda peronista y de la izquierda marxista. El asesinato de López refleja entonces una tragedia colectiva.
La subordinación política de López al peronismo gobernante significó, en varias ocasiones, una frustración para los sectores avanzados de la juventud y la clase trabajadora. Una de ellas ocurrió al plantearse la normalización de la CGT Córdoba con una conducción completamente peronista, hecho ocurrido en julio de 1973. Eso motivó importantes tensiones con Agustín Tosco y René Salamanca.
Un segundo hecho de importancia fue el abandono, casi sin pelea, del gobierno provincial luego del Navarrazo. Tanto López como Obregón Cano pusieron su suerte en manos de Perón y el gobierno nacional. Pero éste terminó avalando el golpe mediante la Intervención federal de la provincia. Algo que no debería haber extrañado dado que el gobierno nacional, la derecha peronista cordobesa y las conducciones sindicales burocráticas venían alentando el golpe desde hacía meses.
La enorme tragedia de una generación de luchadores populares en los años 70’ fue la de confiar en un proyecto político que declaraba, desde sus inicios, abiertamente y sin ambages que su objetivo era liquidar la lucha de clases. En este marco es posible entender el asesinato de López por un gobierno peronista.